Archivo para enero, 2014

La industria de la tecnología LED en un mercado global y competitivo

Posted in Energy news, Opinión on 14 de enero de 2014 by Mario Prieto

Night bridge with lanterns

 

La tecnología SSL es la tecnología de iluminación emergente más innovadora en el mercado. Ofrece alta calidad de luz y rendimiento visual, a la vez que proporciona oportunidades para la reducción de costes, disminución de la contaminación lumínica en ciudades y liderazgo en innovación en los sectores de iluminación y construcción.

Las reglas del juego están cambiando, claramente. Y esto está llevando a una transformación total de la industria de la iluminación, como está ocurriendo en otros sectores donde la tecnología se ha desarrollado fuertemente, por ejemplo la telefonía móvil, internet, aplicaciones informáticas, etc.  Actualmente estamos viviendo un mercado de reposición con la entrada de nuevos e importantes actores en la iluminación eficiente y se están posicionando con fuertes inversiones. Evidentemente, aún existe cierta resistencia de ciertos actores de la iluminación convencional, y no precisamente porque no apuesten por la tecnología Led, de la cual llevan investigando muchos años, sino porque para que estos realicen estos cambios necesitan tiempo. Claro, este cambio tan importante nos que tiene que hacer pensar porque hace poco, cambiábamos una bombilla cada 8.000 a 3.000 horas. Por ejemplo un halógeno cada 3.000 horas aproximadamente. Ahora, se va a vender un producto que no tiene realmente cambio en muchos años. Es un cliente que no va a tener prácticamente o más bien nada de mantenimiento. De manera que estamos tocando, dos actores importantes: la empresa fabricante y la empresa instaladora/mantenedora. Todas las empresas del sector tienen que empezar a adaptarse a las nuevas reglas del mercado.

Por otra parte, se está importando producto que efectivamente no cumplen unas mínimas garantías para el usuario final. Hay que ayudar a estas empresas a profesionalizarse, para que su cadena sepa adquirir un producto adecuado que cumpla unas garantías para el usuario final. La normalización del sector que se ha iniciado con el mandato 519 de la CE, no cabe duda que establecerá unas reglas de juego claras.

Así, a medida que los gobiernos comienzan a prohibir el uso de bombillas incandescentes, se espera que el mercado de la iluminación LED crezca rápidamente. La entrada de multitud de fabricantes ha propiciado una competencia feroz acompasada de importantes mejoras tecnológicas. Pero el crecimiento del mercado no solo depende de estos factores, sino también de las políticas de ahorro de energía de los gobiernos.

Según varios informes, los ingresos de la iluminación LED representan actualmente el 25% de las ventas totales en el mercado de LED de iluminación, y en 2014 es probable que alcance un 40%, superando por primera vez las ventas de las aplicaciones LED para su uso en televisores. En el corto plazo, la demanda de retro-iluminación para televisores seguirá estimulando el crecimiento del mercado, pero a medida que la eficiencia de brillo (lm /W) y la relación precio-eficacia (lm /$) siga aumentando, los observadores del mercado creen que la iluminación LED reemplazará totalmente a la iluminación tradicional. Según los observadores, la tasa de penetración de LED en el mercado de la iluminación en el año 2012 fue del 7 % y se espera que esta cifra aumente a 12% en 2013 y a 50% en 2016.

El mercado europeo se desacelera, y el mercado de EE.UU añade barrera de entrada

La prohibición de la UE de las bombillas incandescentes se inició el 31 de agosto de 2012. Sin embargo, debido a la crisis de la deuda, las principales empresas de LED que se centraron en la venta de bombillas LED en Europa sufrieron caídas de sus pedidos en más de un 20% en el tercer trimestre de 2012. Como la situación del mercado no estaba clara en la segunda mitad de 2012, los canales de distribución con sede en Europa redujeron los pedidos a las empresas del LED con sede en Asia.

La demanda de iluminación ha sido relativamente mejor en el mercado de los EE.UU. debido al aumento del número de nuevos proyectos de construcción de viviendas. Tras el lanzamiento del estándar de iluminación Energy Star  por la Agencia de Protección Ambiental de los EE.UU.  en abril de 2012, los consumidores en el mercado de América del Norte tienen más incentivos para la compra de los productos certificados Energy Star. Marcas como Philips, Osram y GE han obtenido dicha certificación. Esta norma supone una barrera de entrada a las empresas con sede en Taiwán.

Rápido crecimiento previsto

En el mercado español se está produciendo un rápido  crecimiento que en el año pasado se situó en casi un 30% alcanzando cerca de 195 millones de facturación.  Todos esperamos que en España, la iluminación LED, alcance más de un 60% de las ventas en el 2020.

En el ámbito internacional  multinacionales como Philips y Osram han estado invirtiendo en el mercado de China. Osram ha señalado que en 2020, el mercado de la iluminación LED de China representará el 42% de todo el mercado de Asia y el 20% del mercado global. El tamaño del mercado actual en China supera los 8 mil millones de euros (10 mil millones dólares EE.UU.) y se espera que experimente un crecimiento significativo en 2020.

Los ciudadanos y las ciudades

Las preferencias por la iluminación LED quedan reflejadas en el proyecto LightSavers, donde se revela que los ciudadanos prefieren el despliegue de estas tecnologías en las ciudades. Una mayor seguridad y visibilidad son los principales argumentos para esta opción.

LightSavers es un proyecto independiente realizado en un periodo de dos años y repartido en 12 ciudades diferentes, incluyendo Nueva York, Londres, Calcuta y Sydney, en el que se ha analizado la situación del mercado mundial y el potencial de esta tecnología.

En Europa, nos hemos fijado el ambicioso objetivo de incrementar la eficiencia energética en un 20% para el año 2020. La iluminación representa aproximadamente el 50% del consumo eléctrico de las ciudades. Por tanto, las ciudades europeas pueden desempeñar un papel de gran importancia en la reducción de la huella de carbono mediante el despliegue a gran escala de soluciones de iluminación LED innovadoras y respetuosas con el medioambiente.

El mayor despliegue de los sistemas inteligentes de iluminación LED en las ciudades se producirá en la creación de ciudades inteligentes sostenibles: ciudades donde la innovación en iluminación estará interconectada a otras redes de ciudad inteligente (redes de comunicaciones, sistemas de gestión de energías renovables, construcción o tráfico). Esta es la forma ideal de ofrecer servicios de iluminación optimizados y dinámicamente adaptables a ciudadanos y empresas.

Cuando se combina con sistemas de gestión de luz inteligente, la tecnología SSL puede ahorrar hasta un 70% de la electricidad utilizada para iluminación y reducir considerablemente los costos de energía y mantenimiento en comparación con las tecnologías de iluminación .

Varias ciudades de la Unión Europea (en España, por ejemplo Sabadell) han implementado ya la tecnología SSL y han experimentado sus beneficios sobre las tecnologías de iluminación tradicional. Estas ciudades señalan que con la nueva tecnología se obtiene mayor eficiencia, un ahorro energético de hasta el 50-60% y el consiguiente ahorro de costes y reducción de los costes de mantenimiento.

Además, esta tecnología permite mejorar la estética cultural y promover el bienestar y la seguridad ciudadana mediante desarrollos de iluminación creativos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

De cómo la I+D+I se convierte en riqueza para un país.

Posted in Energy news, Opinión with tags , , , , , on 11 de enero de 2014 by Mario Prieto

A cinco años del estallido de la crisis, España parece asomar la cabeza hacia la recuperación. Pero si bien vamos recuperando, poco a poco, la competitividad perdida, aún quedan varias tareas pendientes antes de poder afirmar que contamos con la base necesaria para que la industria española pueda crecer con firmeza.

I+D+I

 

Claro está que no podemos pretender competir en los mercados con un nivel salarial bajo como su única baza, especialmente en comparación con la ventaja competitiva que tienen otros países de Asia y el Este de Europa. Hay dos grandes factores que hay que impulsar con el fin de desarrollar al máximo su potencial de crecimiento: la productividad y la inversión en I+D. Necesitamos un programa industrial con miras a largo plazo.

Actualmente, nuestro país tiene un pronunciado déficit en cuanto a inversión en I+D si lo comparamos con la industria europea. Mirando las cifras, la industria española dedica el 0,84% del valor de su producción en actividades de I+D. La inversión de la UE, en comparación, casi se duplica, en el 1,5%. La correlación entre el posicionamiento competitivo y el impulso a la innovación se puede observar claramente. En los sectores donde España muestra un diferencial positivo frente a la UE15 —en temas de material de transporte— la posición competitiva de nuestro país es particularmente fuerte. Otro debate actual es si la jornada laboral española es la más adecuada para incentivar la productividad del empleado. Si bien somos uno de los países de la UE que más horas trabajamos, este tiempo no parece traducirse a la producción final de la empresa. Según una de las primeras consultoras internacionales, cada 10% de diferencial en este factor retribuiría un 0,33 % en la aportación directa al PIB. Es decir, si aumentásemos en un 34,1% nuestra productividad para situarnos en la media europea, supondría un impulso del 1,13% para el PIB español. Un incremento similar se notaría en el caso del I+D, donde posicionarnos al nivel de la media elevaría en un 1,17% el PIB. En total, el PIB podría crecer un 2,3%.

Si bien hay varios parámetros determinantes en la competitividad de la industria española, el potencial de España sigue lastrado por la falta de confianza en la capacidad de innovación y producción propia de los españoles. Y en esto llegamos al debate de la generación de ideas.

¿Cuánto valen las ideas?

Valen demasiado como para seguir ignorándolas. EEUU ha decidido, en una decisión histórica, contabilizar la investigación y el desarrollo no como un gasto, sino como una inversión. Esto supone unos 300.000 millones de dólares que, por primera vez, aparecen como una inversión en las cuentas nacionales del país. ¿Qué por qué no se ha hecho antes? ¿Es tan complicado saber cuánto vale una idea? EEUU no ha inventado nada, ya que Australia y Canadá ya lo hacen. La Unión Europea está ultimando los detalles para comenzar a hacerlo a partir del próximo año.

Este movimiento pretende reflejar mejor un cambio que ya ha sucedido: hace ya tiempo que el valor de algunas de las empresas más exitosas del mundo se basa más en ideas que en una flotilla de camiones. Apple o Google son los mejores ejemplos de esto. Su valor en el mercado es muchas veces superior al de sus fábricas, oficinas y otras inversiones tangibles.

En cambio España resalta por su escasa contribución en intangibles. Bajo la etiqueta de intangible caben muchas cosas más que la I+D. El término incluye desde el software que usa una empresa, sus técnicas de marketing o los fondos dedicados a formar empleados y organizarlos de formas más eficientes.

Si España adoptara la misma medida que EEUU el efecto sería mucho menor. En España las empresas invierten menos del 1% del PIB en I+D, con lo que el efecto de contabilizarlo como inversión sería pequeño. Los estados de la UE tienen un perfil menos decidido por la innovación, el gasto privado en I+D y el predominio de la economía intangible. Y estos componentes están cada vez más asociados al crecimiento en las economías actuales, que, al contrario que en 1929, se basan mucho más en el conocimiento, la innovación, la investigación y el desarrollo según la OCDE.

Hoy por hoy sólo se pude competir con ideas, especializarnos en una producción barata y de baja calidad es hipotecar nuestro futuro. Podríamos lanzarnos a construir otras 50  estaciones de AVE, pero el beneficio marginal que añadiría cada uno de ellos sería cada vez menor, mientras que las ideas no se agotan, no tienen límites en cuanto al retorno económico que pueden generar.

Noticias esperanzadoras

Nos queda mucho por hacer pero parece que vamos en buena línea. Las compañías españolas son cada vez más conscientes de la importancia de la innovación para generar crecimiento. España está cerca de la media mundial en cuanto a los sectores en los que más se planea fomentar la innovación: productos, tecnología y modelos de negocio, donde España está por encima de la media mundial (17 frente al 10%).

Aun así nos queda distancia por acortar respecto a los líderes europeos en innovación. En España, el sector público aporta en torno a la mitad de todos los recursos dedicados a investigación. El porcentaje aportado por las empresas era del 52% del total en el 2011, según el INE, lo que nos aleja del perfil de las economías  más dinámicas como Alemania, donde en 2010, las empresas aportaban el 65% de toda la I+D.

El INE cifra en 20.487 empresas innovadoras en nuestro país, pero sólo las empresas más grandes, unas 3.000, son reconocidas a efectos de inversión en I+D+I. Aunque no se lo crean es un tema contable. En términos de contabilidad una empresa puede computar su gasto en I+D como inversión sólo si sabe la rentabilidad económica de ese gasto, lo que para las pequeñas y medianas empresas poder “capitalizar”  su gasto en I+D e innovación, es decir, cifrar el beneficios que darán durante este año o el siguiente, es una tarea mucho más difícil, lo que empuja a muchas a no hacerlo. Si además, se suma el hecho de que en España, predominan las pequeñas y medianas empresas, se obtiene parte de la explicación de por qué el sector privado no apuesta tanto por el I+D. Claro, que no podemos  olvidar la paupérrima cultura emprendedora en nuestro país y que la mayoría de las empresas ven la inversión en I+D como un gasto y no una inversión. Y que me dicen del riesgo. Innovar es arriesgar. Las economías más innovadoras tienen un fuerte componente de “incertidumbre” y también requieren un ambiente institucional muy diferente al de España. Hay que trabajar ciertas claves, para obtener un buen modelo de éxito, como: facilidad para la financiación, la colaboración público-privada, la orientación a resultados de las universidades, la cultura y respeto por el emprendedor. Hay todavía una tremenda desconexión entre el mundo investigador encapsulado en la obsesión por lo público y lo académico y la realidad de las empresas privada, sus necesidades e inquietudes.

Un informe encargado por el Ministerio de Economía y Competitividad abunda en esta idea. El trabajo ha analizado qué porcentaje de las investigaciones españolas de mayor excelencia aparecen citadas en patentes de otros países. Los resultados indican que en algunos años, hasta el 40% de toda la ciencia de excelencia en España, en su mayoría hecha por investigadores pagados con fondos públicos, son citados en patentes de marcas extranjeras. Es decir, que empresas aprovechan  investigaciones españolas en campos muy especializados para aplicarlos luego al desarrollo de sus patentes. Explicándolo de una manera clara, que investigar investigamos pero las patentes y los beneficios se lo llevan empresas extranjeras. Desastre.

Algunos datos ofrecen luz a toda esta oscuridad y es que los créditos blandos que concede El Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), uno de los pilares del nuevo modelo de financiación de la I+D en España previsto en la Ley de la Ciencia aprobada en 2011, funciona. Esto es importante si se tiene en cuenta que las empresas que hicieron I+D en el ejercicio anterior son un 53% más propensas a seguir haciéndolo.

Un repaso de algunos de los hitos en la investigación que más riqueza han generado, nos lleva por ejemplo al Genoma Humano, que tildan de la más rentable de la historia. El proyecto para obtener el primer genoma humano completo costo 3.800 millones y generó 140$ por cada dólar invertido. Otro claro ejemplo son las investigaciones sobre Quimioterapia, que hoy genera un negocio de unos 13.000 millones $.

¡Por favor, más cultura del emprendimiento, la innovación y sobre todo de inversiones y colaboraciones público-privadas!

_@mcprieto

Efecto estela

Energía eólica al alcance de todos

Javier Barros

Marketing al servicio del Ahorro, la Eficiencia Energética y las Energías Renovables

Ricardo Galli, de software

De software libre, internet, legales

Blog eCommerce de Juan Macias

Marketing al servicio del Ahorro, la Eficiencia Energética y las Energías Renovables

Natalia Gómez del Pozuelo

Descubre tu potencial de comunicación

El caparazón blog

FORMACIÓN - CONFERENCIAS - SOCIAL MEDIA - EDUCACIÓN Y TIC - TENDENCIAS SOCIALES EN INTERNET - SOCIEDAD POSTDIGITAL - COMUNIDADES - FUTUROS - CREATIVIDAD

Loogic Startups

Marketing al servicio del Ahorro, la Eficiencia Energética y las Energías Renovables

Marketing al servicio del Ahorro, la Eficiencia Energética y las Energías Renovables

Martin Varsavsky | Spanish

Marketing al servicio del Ahorro, la Eficiencia Energética y las Energías Renovables